23 abril 2008

CARITAS ALEGRES

Muchos dias, cuando llego a casa a las 3,30 de la tarde, entro en el super para comprar algun olvido, poca cosa, y como yo hay varias personas, pero siempre esta la clasica que va ha hacer la compra semanal a esas horas (yo si pudiera tambien lo haria porque ha esas horas no hay nadie), y claro como en ese momento hay pocas cajeras, organizan unas colas de muerte. En ese momento me gusta mirar la gente que esta en la cola, sus caras son un poema, todos disimulando y con gestos de "j... la tia esta no tenia otra hora para comprar".

1 comentario:

Blanca R.C. dijo...

Pues a mi para hacer la compra cualquier hora me parece mala, por eso hemos decidido que de ese menester se ocupe mi marido, es que no soporto perder el tiempo, me aburre mortalmente y entre esperar turnos y colas se te va ese tiempo tan valioso del que todas andamos escasas.