01 noviembre 2009

TODOS LOS SANTOS

Hoy es el día de Todos los Santos, y mañana el de lo Difuntos.

Como aquí en España no es fiesta el segundo, pues siempre se ha ido al cementerio el primero, y yo siempre lo recordare como algo alegre y divertido.

Cuando éramos pequeños nos íbamos mis hermanos y mi prima Conchin, con mi tía Leonor a primera hora de la mañana, y arreglábamos nuestra tumbas.

La verdad es que los pequeños no habíamos conocido a ninguno de los familiares que allí teníamos enterrados, y mi tía siempre ha sabido hacer una fiesta de todo. Era divertido arreglar la tierra y las macetitas con las que estaban decoradas.

Mas tarde volvíamos ya otra vez toda la familia peripuestos de Domingo y después de rezar, y como era un cementerio pequeño (era en Burjasot) se conocían a casi todos los allí enterrados, entonces íbamos de “visita”.

Comíamos todos juntos y luego nos sentábamos delante del televisor, porque sin duda alguna hacían “DON JUAN TENORIO”.

Este es el recuerdo que yo tengo del Día de Todos Los Santos, y gracias a ello, y a que mi tía Antonia vivía al lado del pequeño cementerio de Gilet nunca me han dado miedo los cementerios.

Ahora la cosa ya es diferente, no me gusta ir. Voy lo menos que puedo, pero lo que si que hago todos los años porque se que a mi madre le gustaría, es encender la vela en casa y tenerla hasta que se consume. A Vicente no le hace mucha gracia, pero lo respeta.

1 comentario:

Pilar dijo...

Uf, a mi tampoco me gusta ir al cementerio, me pone triste, y prefiero hacer como tú, encencer una velita, aunque tengo la costumbre de encender una todos los días.
:) besos