01 marzo 2012

EL GUSANILLO DE LA COSTURA

A mi hija Pilar, que no había cogido una aguja en su vida, le ha entrado el gusanillo bien fuerte,


 Manteletas para vestirse de valenciana, bordadas por ella.


Delantal para lo mismo, también hecho por ella. La cinta que lo bordea, le ha puesto ella las lentejuelas.


Y como ha decidido no parar, se ha hecho este precioso bodegón de fieltro.

No tardara mucho en empezar con el patchwork, tiempo al tiempo.

1 comentario:

Eloisa dijo...

Tiene que ser lo más.poder compartir con ella la misma afición.Que lo del patch va detrás eso seguro.
Yo no tengo tanta suerte,tengo tres hijas y siempre me han visto con labores y a ninguna,al menos por el momento le ha entrado nada,ni gusanillo,ni ná de ná,jajaja.Un besazo.