14 julio 2009

SERRAT ¡¡¡ ERES ÚNICO !!!

Hoy estoy hecha polvo, pero ha valido la pena.

Anoche era el concierto de SERRAT, y estuvo como siempre ¡¡¡ GENIAL!!!.



Al final mi chico que me había hecho el regalo de las entradas hace ya mas de un mes, no pudo venir, ya que esta en Madrid toda la semana por asuntos de trabajo, y la que se lo encontró fue mi hija Pilarin.

La forofa de Serrat en casa, soy yo, y aunque Vicente me acompaña, no le gusta tanto como a mi, ni mis hijas tampoco es que se pierdan, pero anoche viví uno de los momentos mas bonitos de mi vida. Comprobé que a Pilar le estaba gustando bastante el concierto, pero en un momento determinado, cuando canto “ESOS LOCOS BAJITOS”, se emociono, se emociono tanto que no pudo contener las lagrimas, y al acabar la canción, me dio un beso, claro lógicamente a la que le empezaron a caer las lagrimas en ese momento fue a mi.

Mara, durante todo el concierto, me estuve acordando de ti.

A menudo los hijos se nos parecen,
así nos dan la primera satisfacción;
esos que se menean con nuestros gestos,
echando mano a cuanto hay a su alrededor.


Esos locos bajitos que se incorporan
con los ojos abiertos de par en par,
sin respeto al horario ni a las costumbres
y a los que, por su bien, hay que domesticar.


Niño,
deja ya de joder con la pelota.
que eso no se dice,
que eso no se hace,
que eso no se toca.


Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma,
nuestros rencores y nuestro porvenir.
Por eso nos parece que son de goma
y que les bastan nuestros cuentos
para dormir.


Nos empeñamos en dirigir sus vidas
sin saber el oficio y sin vocación.
Les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones
con la leche templada
y en cada canción.


Niño,
deja ya de joder con la pelota.
que eso no se dice,
que eso no se hace,
que eso no se toca.


Nada ni nadie puede impedir que sufran,
que las agujas avancen en el reloj,
que decidan por ellos, que se equivoquen,
que crezcan y que un día
nos digan adiós.

2 comentarios:

Blanca R.C. dijo...

Tienes razón, Serrát es de esos cantantes intemporales que han sabido conservar el brillo de la ilusión en su ojos y por eso siempre son capaces de enamorar con sus palabras, con sus gestos y sobre todo con alma.
Un beso

Mara dijo...

Te envidio!!!!!! Yo llore como una niña cuando lo fui a ver!!!
Gracias por acordarte de mi!!!!
Esta canción en particular es, es....sin palabras!!!!!!!!